Según la dirección del trabajo, un contrato de trabajo supone la existencia ineludible de ciertos elementos: prestación de servicios, vínculo de subordinación y dependencia del trabajador en relación a su empleador y, finalmente, el pago de una determinada suma por tales servicios, que recibe el nombre de remuneración. Aprende sobre cómo cumplir con cada una de ellas y resuelve tus dudas junto a Claudia Soto, asistente ejecutiva del Centro de Negocios  sercotec Estación Central, operado por la Corporación Construyendo Mis Sueños. 

Remuneraciones